Bleasure: el arte de combinar el ocio y trabajo

Edt Eventos > Sin categoría  > Bleasure: el arte de combinar el ocio y trabajo
Bleasure, la mezcla del ocio y trabajo

Bleasure: el arte de combinar el ocio y trabajo

Cuántas veces nos hemos imaginado trabajando en cualquier rincón paradisíaco del mundo, con un portátil y un mojito a nuestro lado. Pensando “hoy aquí y mañana, ¡quién sabe dónde!” Venga, reconoce que alguna vez se te ha pasado por la cabeza.

La globalización tiene ventajas e inconvenientes. Y trabajar donde nos plazca se encuentra entre sus pros con más peso. Pues de esa combinación de experiencias, trabajo y placer, es de lo que hoy venimos a hablaros. Se llama bleasure y es una de las mayores tendencias en la actualidad en los eventos y los viajes de negocios.

No hace tanto, en el sector mice tenía como estándar las reuniones y conferencias en hoteles, con horarios ajustados y sin ningún tipo de actividad suplementaria. Aeropuerto – Hotel – Aeropuerto. Aburrido. Muuuuuy aburrido.

¡Por suerte, es cosa del pasado! Está comprobado que con una agenda más flexible que permita momentos de libertad y combinada con actividades orientadas al entretenimiento, la motivación en las reuniones profesionales aumenta.

No es raro, por ejemplo, ver en las ferias áreas de descanso, networking o, directamente, de ocio: juegos de realidad virtual o aumentada, gamificaciones, ofertas de servicios de cara a los ratos libres de los asistentes e incluso bares.

Y es que, hay que tener en cuenta que este tipo de espacios fomentan la relación entre profesionales. No podemos olvidar que los contactos son uno de los principales pilares para la creación de negocio. Una fuente constante de nuevas oportunidades.

Las actividades integradas en los eventos también ayudan a que los mensajes calen más en los asistentes. Si la actividad está bien hilada conceptualmente, el mensaje a trasladar queda más claro y los asistentes lo asumen de una manera más natural.

Por ejemplo, en un evento sobre medio ambiente, podemos proponer a los asistentes que monten en una bicicleta estática que genera energía para concienciar sobre el ahorro y la generación de energías limpias.

O podemos generar dinámicas de equipo en las que haga falta la participación de diferentes perfiles y conocimientos para la consecución del objetivo ,y, de esta manera, fomentar el trabajo coordinado de equipo.

Incluso las empresas están empezando a incorporar el bleasure en los entornos laborales. Son de sobra conocidas las instalaciones y espacios de ocio que empresas como Google ponen a disposición de sus empleados en las propias oficinas.

Está claro que esta tendencia está ganando terreno. Que, cada vez más, combinamos el trabajo con el ocio. Y es que, al fin y al cabo, lo uno alimenta a lo otro. El ocio nos permite refrescarnos, obtener nuevas ideas y conocer nuevas maneras de actuar ante un problema. En otras palabras: nos inspira de cara al trabajo.

El bleasure aboga por una difuminación de los límites entre ambas facetas de la vida. En España, tal vez estamos más acostumbrados a acumular todas nuestras vacaciones en el verano. La cultura anglosajona, en cambio, prefiere diluir sus días libres a lo largo del año. Nos lleva ventaja en esto del bleasure.

Y no es que sea mejor o peor. Es una mentalidad diferente que consiste en lograr que ocio y trabajo sean compatibles, convivan y se retroalimenten.

Aunque suena muy bien, no siempre es fácil. Se trata de ser flexible…. de una manera muy rigurosa. Hay que ser muy organizado para distinguir claramente cada momento y que no se diluyan. En momentos de trabajo, máxima concentración. En momentos de ocio, desconexión total.

Así, ambos se entrelazan de manera más natural. El ocio ya no se limita a tardes, fines de semana y vacaciones. Pero el trabajo tampoco se queda en el “lunes a viernes”. Hay que tenerlo en cuenta.

Los beneficios para los empleados que se adaptan a esta manera de trabajar son equiparables a los que obtienen las empresas que lo permiten. Los primeros cuentan con la confianza de las segundas para gestionar su tiempo con libertad, y las segundas se ven recompensadas con mayor productividad y más lealtad por parte de su personal.

1 Comentario
  • Posted at 5:11 , noviembre 13, 2018

    Es imprescindible para que nuestra rutina diaria no se haga cuesta arriba saber separar los tiempos de ocio y los tiempos de trabajo. Como bien dices en los tiempos de trabajo máxima concentración estar motivados y querer avanzar, en los tiempos de ocio desconexión absoluta, descansar y disfrutar de lo que nos gusta hacer y estar con quien queramos estar, cargarnos de energía para afrontar lo que nos venga. En el trabajo además es importante establecer tiempos de ocio dentro de él que nos permita conocernos mejor y hacer que ese tiempo también sea mucho más llevadero a través de actividades de teambuilding o dinámicas.
    Me ha encantado este artículo.
    Un saludo!

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website