Dale más ritmo a tus eventos digitales con el formato TV SHOW

Edt Eventos > Eventos  > Dale más ritmo a tus eventos digitales con el formato TV SHOW

Dale más ritmo a tus eventos digitales con el formato TV SHOW

Con la llegada de los eventos híbridos o enteramente virtuales, estamos teniendo que habituarnos y familiarizarnos con términos que ya empiezan a formar parte de la jerga habitual del sector. Así, en las reuniones y briefings con clientes se ha convertido en recurrente hablar del “formato TV Show”.

¿A qué nos referimos? ¿Qué es un evento en formato TV SHOW?

Es una manera de entender el evento digital que va mucho más allá de la mera conexión entre ponentes y audiencia a través de una pantalla. El formato TV Show toma prestados elementos y puesta en escena extraídos directamente de la televisión, de los concursos y programas a los que todos estamos acostumbrados. Y como en la televisión, la variedad de enfoques que se le pueden dar al evento es infinita. Además, este formato es aplicable a cualquier tipología de evento:

  • Corporativos o empresariales: ferias, conferencias y reuniones
  • Académicos: clases profesionales, entregas de diplomas o fiestas de graduación
  • Culturales y de ocio: festivales, espectáculos y conciertos
  • Deportivos: campeonatos, torneos, eSports
  • Políticos: mítines, debates etc
  • Educativos: charlas, cursos y congresos

El secreto consiste en estudiar el briefing del cliente, el estilo y filosofía de la marca o compañía para la que vamos a organizar el evento, y tratar después de buscarle un referente audiovisual que se adecue.

 

Captar y mantener la atención

Las enormes ventajas que ofrecen los eventos digitales no están exentas de inconvenientes. Captar la atención y hacer que los invitados vivan una experiencia a la altura de lo que suponía poder vivirlo de manera presencial, no es tarea sencilla. Se corre el peligro de caer en lo rutinario, de limitarse a ofrecer una actividad en la que la audiencia sea únicamente un personaje pasivo sentado delante de su ordenador. Nada hay peor que perder el interés y la atención del público, y todos hemos sido testigos estos meses de eternas y monótonas exposiciones virtuales.

 

Ventajas del formato Tv Show

Es aquí donde reside el gran hándicap que los eventos virtuales deben solventar: suplir la involucración presencial con el ritmo, las sorpresas y dinámicas participativas de la “pequeña pantalla”. Y el cliente dirá: ¿Quiere esto decir que mi evento se va a convertir en La Ruleta de la Fortuna?

La respuesta es SÍ, en eso, en Cifras y Letras, en un Informativo, una Magazine o en debate de La Sexta. Naturalmente existen diferencias, y los formatos son adaptables a la medida de las necesidades, pero en esencia, esa máxima televisiva de que “lo peor que se puede hacer en televisión es aburrir”, es la tónica que incorporar.

 

Elementos que se pueden incorporar a un formato TV Show

  • Guión: desarrollar una narrativa fluida y dinámica, no lineal, que tenga giros, puntos de originalidad y con un final potente e impactante que deje buen recuerdo a los invitados.
  • Hablamos de maestros de ceremonias que se conviertan en auténticos animadores de la función, que dominen la cámara, que sepan improvisar, perfiles de profesionales dinámicos que controlen diferentes registros. No tienen por qué ser rostros reconocibles, pero tener buenas tablas y soltura es básico es estos personajes.
  • En eventos de corte más lifestyle, presentaciones de producto o marca, el momento más animado y rupturista lo puede aportar un paréntesis musical o de algún tipo de performance. Estas actuaciones pueden “ser a la carta”, buscarles un nexo en relación con el evento, o pueden también “personalización” gracias a que los usuarios, a través de sus ordenadores pueden elegir las canciones que quieren escuchar, convirtiéndolo así en un show colaborativo.
  • Para que el exponer datos o mensajes no sea el monólogo convencional, una buena opción es convertirlo en una entrevista con el ponente. Gracias a la tecnología el público puede también participar haciendo preguntas en remoto, o se puede escoger un formato de charla más personal que haga sentir al asistente como parte de esa conversación íntima.
  • Gamificación. A través de los juegos podemos participativos se puede conseguir involucrar mejor a la audiencia y conseguir mantenerles interesados y transmitir de mensajes de forma más atractiva. Si quieres saber sobre la Gamificación consulta nuestro anterior post al respecto.
    • Quiz: Involucrar a los invitados virtuales formulándoles preguntas y respuestas interactivas que se muestran a través de gráficos y animaciones 3D.
    • Invitados Sorpresa: convertir a alguno de los ponentes de especial relevancia en invitado sorpresa haciendo que juegue a descubrir su identidad o que haga acto de presencia en formato holograma.
    • Proponer pruebas o retos a superar que supongan una participación real y activa del asistente, ya sea físico o virtual.

 

Aplicando todos estas inspiraciones y aprendizajes con ingenio, talento y profesionalidad los eventos virtuales pueden convertirse en experiencias inolvidables. La fórmula perfecta para poner el arte y la tecnología del entretenimiento al servicio del mensaje y propósito del cliente.

No hay comentarios

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website