El briefing sigue siendo necesario aún en tiempos de COVID-19

Edt Eventos > Eventos  > El briefing sigue siendo necesario aún en tiempos de COVID-19

El briefing sigue siendo necesario aún en tiempos de COVID-19

En EDT Eventos reivindicamos la importancia de un buen briefing aún en tiempos de crisis. Porque aún en tiempos adversos, en los que prácticamente todos los sectores se encuentran paralizados, sería un error dejar los nuevos proyectos de lado. Hemos reemplazado, la mayoría, nuestros habituales espacios de trabajo por nuevos rincones de casa. Pero desde ellos seguimos desarrollando la actividad que más no caracteriza, cerrando antiguos proyectos, manteniendo los actuales, siempre adaptándonos a las necesidades que corren, y recibiendo con entusiasmo los nuevos. Porque deseamos mantener nuestro ritmo de trabajo, hoy hablamos de ese documento que tanto necesitamos las agencias para llevar a cabo un trabajo que obtenga los mejores de los resultados.

Por eso, antes de iniciar cualquier proceso dentro de una agencia, la pregunta clave siempre es… ¿Tenemos briefing?

Este es el documento guía que recaba y plasma toda la información pertinente sobre un cliente, su proyecto, producto y servicio o cualquier otro aspecto necesario a conocer por nuestra parte, la agencia, para que podamos focalizar los objetivos, estrategias de marketing, ventas, estadísticas o el público objetivo al que debemos dirigirnos. La construcción de este documento es vital para conseguir llevar a buen puerto el trabajo. Hablamos del punto de partida, donde comienza la relación agencia-cliente.  No hay nada más molesto e incómodo que enfrentarse a un nuevo proyecto atendiendo únicamente a conversaciones telefónicas, e-mails o breves apuntes matizados en reuniones continuas. Una vez recibido, este importante documento va rotando entre los diferentes departamentos involucrados (cuentas, diseño, comunicación…), siendo necesario e imprescindible contar con unas pautas reales que expresen claramente lo que el cliente quiere conseguir con la campaña, y las condiciones que exige (o sugiere) cumplir. Sólo sabiendo dónde se quiere ir puede saberse cómo llegar.

Cada cliente, agencia y profesional pueden tener sus propios métodos, existiendo sin embargo unas líneas básicas de organización y estructura que todo buen briefing debe tener para que las agencias podamos desarrollar correctamente nuestro trabajo, más en estas fechas en las que no disponemos de reuniones presenciales, siendo estas normalmente las más fructíferas.

  1. Descripción de la marca/producto/cliente

Unas breves palabras para situar rápidamente a toda persona a la que llegue el briefing y/o un análisis DAFO que descubra los bondades y debilidades de la marca o el producto.

  1. Objetivos

¿Qué busca conseguir el cliente con esta campaña? Vender, captar, concienciar, fidelizar, etc.

  1. Descripción del target

Determinar las principales variables (demográficas, económicas, culturales…) que permitan definir el comportamiento presente o futuro del público objetivo.

  1. Beneficio a comunicar

Establecer los posibles ejes sobre los que se vertebra la campaña para cumplir con los objetivos y servir como punto de inicio para el equipo creativo. En definitiva, la USP (Unique Selling Proposition): qué tiene o en qué destaca nuestro producto o marca frente al resto.

  1. Timing

Detallar el tiempo disponible hasta el lanzamiento de la campaña, presentación ideas, feedbacks etc, teniendo en cuenta si es necesario que intervenga cualquier otro equipo o profesional.

  1. Condicionantes

Indicar las limitaciones con las que cuenta la campaña a diferentes niveles: creatividad, presupuesto, tiempos, formatos, etc. Esto es esencial para no alejarse del cumplimiento de los objetivos.

  1. Documentación adicional

Resto de información de utilidad para complementar el brief: estudios de mercado, históricos de campañas del cliente, campañas de la competencia, etc.

Es importante que toda esta información sea lo más clara y sintética posible, resumiendo los apartados en pocas líneas que cumplan su función. Una vez recibido este material, en EDT Eventos comenzamos a analizar el briefing, identificando los datos útiles y necesarios que no aparecen, posibles informaciones contradictorias u aspectos dudosos que, en muchos casos, motivan una segunda reunión con el cliente, conocida como contrabriefing. La asimilación de la información y la implicación en esta primera fase son decisivas al ser los primeros contactos que marcan la relación con el cliente, influyendo directamente en el grado de comprensión del problema que plantea.

Y es que partiendo de un buen briefing, el maravilloso y laborioso proceso de crear algo grande siempre será más sencillo para todas las agencias, y, sobre todo, para nuestro #EquipazoEDT que sigue al pie del cañón.  

No hay comentarios

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website