El Plan de Marketing Digital y su importancia para las empresas

Edt Eventos > Marketing Digital  > El Plan de Marketing Digital y su importancia para las empresas
Cabecera de Plan de marketing digital para empresas

El Plan de Marketing Digital y su importancia para las empresas

Disponer de una estrategia y un plan de marketing digital se ha convertido en una necesidad más que en una opción para las empresas. Y es que, en los últimos años, las técnicas de marketing han cambiado radicalmente gracias al desarrollo tecnológico y a la globalización de las marcas.

De hecho, tanto ha sido el énfasis de muchas empresas en adaptarse a los nuevos comportamientos online de los usuarios, que han optado por crear un departamento de marketing digital, completamente independiente del “tradicional”.

Un error que hace unos años tenía su explicación en la radical diferencia que existía entre los perfiles profesionales.

Sin embargo, para tener éxito en el entorno actual, hay que dejar de hacer esa diferenciación. A fin de cuentas, los usuarios no se mueven exclusivamente en medios online u offline.

El costumer journey de las personas es mixto. Todos navegamos en diferentes dispositivos (móvil, tablets, ordenadores, …) consumiendo contenidos afines en webs, periódicos online, blogs, Redes Sociales… Pero también tenemos constantes contactos con medios analógicos, como revistas, la TV o eventos en vivo.

Por eso, la primera lección a la hora de crear un plan de marketing digital es no excluir automáticamente los medios offline, ya que pueden tener mucho sentido en tu estrategia y potenciar en gran medida las acciones digitales.

Un ejemplo sencillo: piensa en una pieza publicitaria en un periódico de papel. Incluyendo una url específica en el Call To Action del anuncio, puedes saber cuánta gente está redirigiendo ese anuncio concreto a tu web, donde podrá por ejemplo, comprar el producto.

¿Quieres que te ayudemos a planificar
la estrategia de marketing digital de tu marca?

 

Mira lo que podemos hacer por tu marca

Ventajas de tener un Plan de Marketing Digital

 

  • Generación de engagement: si de algo se ha encargado la vertiente digital del marketing es de que la comunicación marca-usuario deje de ser unidireccional. Hasta hace no mucho, la marca comunicaba y el usuario escuchaba.Ahora, la comunicación digital es birireccional, es un diálogo. Esta situación empodera al usuario frente a la marca, que tiene capacidad de reclamar, sugerir o felicitar. Y a la vez ofrece a la marca un escaparate para conocer mejor a su cliente. Todos salen ganando.
  • Hiper- segmentación: el marketing digital facilita la segmentación de nuestros targets, lo que permite optimizar y personalizar el mensaje según el público.De esta manera, la comunicación gana en relevancia para el usuario, atrayendo más su atención y ofreciendo mejores resultados.
  • Totalmente medible: todo lo que se hace en marketing digital es medible y genera datos. No en vano, el Big Data se está convirtiendo en el petróleo del siglo XXI.Hoy, las empresas son cada vez más “data driven”, es decir, toman decisiones en base a los datos, no a la intuición.
  • Optimización constante:  Podemos analizar nuestras campañas en tiempo real, para aprender  y optimizar de manera constante, y así poner en marcha nuevas campañas capaces de obtener aún más éxito.Igualmente, no es necesario que una campaña finalice para mejorarla. Si por el camino vemos que hay elementos mejorables, se puede hacer en tiempo real, ahorrando dinero y tiempo.

 

Pasos para crear un Plan de Marketing Digital

 

1. Situación actual de la empresa y del mercado

Para que un plan de marketing funcione correctamente lo primero que debemos hacer es  analizar nuestra situación y las tendencias del sector. Conocer las virtudes y los defectos de la competencia, las características del mercado y el momento por el que pasa nuestra marca respecto al mismo, nos permitirá localizar nichos en los que posicionarnos.

2. Objetivos y KPIs

A continuación, plantearmos nuestros objetivos cuantitativos (nº de clientes, ingresos, tiempo de permanencia, etc) y cualitativos (reconocimiento de marca, posicionamiento, transmisión de ciertos valores, etc) de acuerdo a ese benchmarket. 

Para una correcta definición de objetivos, estos siempre deben ser SMART:

  • Specific/Específicos: determinar exactamente cuál es el objetivo, sin generalizar.
  • Medibles: en cierto modo, cuantitativos para determinar cuánto éxito se ha logrado en la consecución del objetivo.
  • Achievable/Alcanzables: no ponernos metas imposibles
  • Relevantes: importantes y con impacto real sobre el negocio
  • Temporales: deben de ser logrados en una periodo determinado

Asociados a cada objetivo del plan de marketing digital debemos elegir los principales KPIs en los que nos fijaremos para que podamos ir analizando si vamos por buen camino o si no estamos desviando.

3. Público objetivo

El siguiente paso es localizar y analizar a nuestro público objetivo, de manera que lo conozcamos hasta tal punto que podamos establecer una estrategia para impactarlos con éxito.

Herramientas como el Costumer Journey nos ayudarán a identificar las oportunidades de puntos de contacto que puede tener nuestro público con la marca, desde que la ve por primera vez hasta que realiza la conversión (una compra por ejemplo). Incluso podemos ir más allá y planificar cómo nos recomendará a otros usuarios.

4. Estrategia

Esta estrategia debe recoger entre otras cosas nuestro posicionamiento frente al target que conforma nuestro nicho, la USP , la Reason to Believe, así como los medios en los que estará presente nuestra marca:

Medios propios: como la página web de la marca, los perfiles de Redes Sociales, la newsletter u otras acciones, como eventos de marca.

Medios pagados: los medios publicitarios, ya sean online u offline; en Redes Sociales, webs de terceros, prensa impresa o digital, tv, buscadores, etc.

Medios ganados: aquellos medios de terceros en los que nuestra marca puede tener presencia como en blogs, perfiles de Redes Sociales de influencers, prensa, etc.

5. Acciones

Sabiendo dónde, qué y a quién queremos comunicar es momento para determinar las acciones concretas de nuestro plan de marketing digital. Aquí las opciones son infinitas y dependerá de los objetivos concretos planteados.

Para dividir las acciones según la intención y el momento del consumidor se suele utilizar utilizamos el funnel o embudo de conversión. Con el, las acciones se aglutinan entorno a 5 fases: conocimiento de marca, generación de interés, toma de la decisión, compra y fidelización.

6. Análisis

Por último, como mencionábamos antes, la tecnología nos permite conocer los resultados de nuestro plan de marketing digital mediante los datos y su análisis. Este proceso debe cubrir tanto los inputs cuantitativos como cualitativos (opiniones y grado de positividad o negatividad de las mismas, sentimiento de marca, intencionalidad de comentarios, etc).

A diferencia de la analítica cuantitativa, que puede ser realizada por un programa informático que contabilice ciertos parámetros, la cualitativa requiere de la intervención directa de un analista que interpreta los datos y ofrezca un insight.

Esta combinación de datos no solo nos permite medir el éxito de nuestro plan de marketing digital sino también aprender y tomar decisiones de cara a próximas acciones. En este momento, el proceso vuelve a empezar.

Ahora ya lo sabes: crear un plan de marketing digital es imprescindible si quieres que tu negocio tenga alguna oportunidad entre la sobresaturada oferta de productos y servicios existente.

 


 

Si te ha interesado este artículo, también te puede interesar:

No hay comentarios

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website