Música para eventos: neuromarketing in progress

Música para eventos:neuromarketing y emociones

Música para eventos: neuromarketing in progress

La música de un evento puede no parecer a priori uno de los factores más importantes del mismo. Sin embargo, es uno de esos elementos capaces de convertir un evento en un gran triunfo o, por desgracia, en un fracaso, en el que lo más recordado sea la mala selección musical.

Pero, ¿por qué es tan importante la música en un evento, ya sea de índole social o corporativo?

La música como parte del neuromarketing

En el neuromarketing se aplican las neurociencias para estudiar las emociones de las personas ante ciertos estímulos como la luz, el color, los olores y los sonidos, en entornos relacionados con las técnicas de venta.

La música es probablemente uno de los elementos con más capacidad para sugestionar sentimientos. Algo muy importante a la hora de vender una idea o producto, ya que pone al usuario en un estado de ánimo alineado con las características del mismo.

 

Factores a tener en cuenta para elegir la música de un evento

  • El objetivo del evento

Según el objetivo concreto que tenga nuestro evento será conveniente una música u otra. Por ejemplo, en los eventos en los que hay una venta de productos se suelen poner hilos musicales con canciones de ritmos ágiles, que motiven al consumidor, lo pongan de buen humor y lo predispongan a la venta.

En cambio en eventos donde se exponen ideas o se presentan un nuevo servicio o producto, la música puede ser más suave, para relajar al asistente y predisponerlo a la escucha activa y la asimilación de información, o bien optar por un estilo afín al propio producto.

Por ejemplo, si se presentan una zapatillas para correr por montaña, podríamos poner temas que inspirasen aventura, velocidad, fuerza, etc.

Básicamente hay que tener en cuenta el estado de ánimo que quiere imprimir a los asistentes y poner una música acorde al mismo.

  • El rol de la música en el evento

Debemos saber qué importancia va a tener la música en el evento. Es decir, si su rol va a ser protagonista o si va a ser secundario. ¿Y cómo lo podemos determinar? Estableciendo el nivel emocional que queremos que alcance el evento.

Si deseamos que el público alcance altas cotas emocionales, ya sea de diversión, valor, felicidad o incluso tristeza, deberemos colocar la música en un primer plano y elegir cuidadosamente el estilo musical y los temas.

  • Música en vivo VS música “enlatada”

Si te preguntas si deberías contratar un grupo de música debes tener en cuenta que la capacidad para trasmitir un estado de ánimo de la música en vivo es muy superior a la que tiene la música grabada. Y es que los músicos también juegan su papel: pueden interactuar con el público e influir en la manera de sentirse en un momento determinado.

Además la música en vivo proporciona un entorno con más naturalidad, más cálido y con capacidad de improvisación.

  • Presupuesto

Seamos sinceros: el dinero es una vez más el factor esencial. A mayor presupuesto, mayor fidelidad a la idea original y mejor ejecución del contenido musical para lograr nuestro objetivo. Ni que decir tiene también que se logran artistas con más caché y puestas en escena más espectaculares.

Si contamos con un presupuesto reducido es cuestión de ir disminuyendo la partida hasta encontrar un equilibrio entre la inversión en la música del evento y el resultado deseado.

  • Calidad musical VS efecto llamada

Hay ciertos artistas y DJs que pueden ser un gancho de por sí para asistir al evento. Pero de nuevo hay que elegir bien y saber que encajan a la perfección con el motivo del mismo, de manera que impulsen el mensaje y no lo eclipsen. Y es que, puede llegar a suceder que el público venga solo para ver al artista y que la marca pase desapercibida.

El protagonismo debe ser siempre compartido y beneficioso para las tres partes: marca, artista y asistente.

Otra opción cada vez más en auge para potenciar el efecto llamada es la contratación de un influencer con ciertas dotes musicales. En este caso la prioridad no siempre es la calidad musical, si no más bien ese efecto llamada del que hablamos y la viralización durante y después del evento.

No hay comentarios

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website