Nuestra filosofía

CADA EVENTO ES UNA OPORTUNIDAD PERSONAL Y PROFESIONAL,
UN RETO QUE NOS HACE CRECER

 

En EDT llevamos generando experiencias inolvidables para cada uno de nuestros clientes desde 1987. «¿Y cuál es la clave para llevar 30 años en el mercado y seguir avanzando cada día?», nos preguntan algunos. Vamos a desvelar un secreto: somos diferentes. Nos distingue nuestro grado de implicación, nuestro estilo, cómo hacemos cada proyecto nuestro y cómo entendemos la relación con el cliente, a quién colocamos en el centro.

 

Somos una agencia de comunicación que utiliza la experiencia, el talento y los eventos para transmitir un mensaje. Y para que nuestros clientes cuenten con nosotros cada día, nos basamos en dos pilares fundamentales: nuestro compromiso con nuestros valores y nuestra filosofía de trabajo.

 

El cliente, nuestro mejor aliado

Entendemos al cliente como nuestro principal objetivo. Cada cliente tiene su ADN y una vez comprendido, hacemos equipo y nos fundimos de manera que los proyectos se convierten en un objetivo común. Compartimos los procesos de creación, desarrollo y producción, construyendo relaciones sinceras y de largo recorrido.

 

Trabajamos juntos, crecemos juntos.

 

Todo con pasión y talento

La pasión y el talento son los verdaderos motores de nuestra empresa. EDT está repleto de personas con gran potencial ávidas de explotarlo al máximo y eso es lo que hace que cada uno de nosotros demos lo mejor en cada proyecto, siempre con infinita pasión.

 

Pensamos sin límites

En EDT nos atrevemos con todo y lo hacemos posible. No ponemos límites a nuestra creatividad y exprimimos al máximo la capacidad de cada proyecto.

 

Nos adaptamos a los cambios

Avanza el entorno y nosotros con él. Somos flexibles y, preservando siempre la base sólida de lo que somos, recibimos con entusiasmo todos los proyectos que nos supongan un reto porque son los que nos enriquecen y nos hacen evolucionar.

 

El sello de la casa

En EDT seguimos una metodología transversal de trabajo que pasa por implicar a personas de todos los departamentos. Unidos, formamos un todo y constituimos un equipo multidisciplinar, con perfiles muy variados y con un potente nivel de seniority, que consigue dejar la huella de su expertise en cada uno de los proyectos.

La marca de la casa está en todos aquellos que han entrado a formar parte de la familia y crecen y se desarrollan con nosotros. Es nuestro convencimiento firme el que nos lleva a creer en el poder de EDT y lo que genera los lazos más fuertes de compromiso.