¿Por qué aumenta la creatividad en momentos difíciles?

Edt Eventos > Ideas  > ¿Por qué aumenta la creatividad en momentos difíciles?

¿Por qué aumenta la creatividad en momentos difíciles?

La necesidad de cambio como motor

La creatividad se define oficialmente como la capacidad de producir nuevas y originales ideas, descubrimientos, modificaciones, invenciones u objetos, asociados al terreno del arte, las ciencias o la tecnología.

La actual situación que arrastramos desde el comienzo de la pandemia ha puesto a prueba nuestra capacidad resolutiva, organizativa y de resiliencia, pero ha sido también la CREATIVIDAD la que ha tenido que aflorar readaptándose al nuevo escenario. Se nos está pidiendo estar más despiertos, más atentos a los cambios, nos hemos vuelto más curiosos e inquietos.

Es en los momentos de crisis cuando la creatividad se vuelve más importante que el propio conocimiento. Los miedos e incertidumbres pueden bloquearnos y dificultar el desarrollo de nuestra labor diaria, pero es justo en esos momentos cuando debemos volvernos más creativos. Dicen que la creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. En tiempos de crisis la inventiva se convierte en una poderosa arma que nos abre puertas y amplía horizontes.

Digamos que, estableciendo un símil, lo mismo que ante situaciones extremas el cuerpo humano puede generar mayor fuerza, nuestro cerebro expande los límites de su creatividad al estar forzado ante un escenario adverso.

Ejercicios para fomentar el pensamiento creativo

¿Cómo podemos entrenar nuestra creatividad para saber responder ante los retos de las crisis? Debemos cultivar algunos aspectos fundamentales que nos ayudarán en nuestro entorno laboral:

Salirse de la caja

El famoso pensamiento out of the box  consiste en llenar tu mente de inputs heterogéneos, contagiarse de nuevos estímulos, nuevos contenidos, películas, música, revistas nuevas…todo sirve para abrir la mente y tener nuevas ideas y referentes de los que tirar.

Brainstorming sin filtros

El intercambio de ideas y opiniones es la base de la creatividad. Pero hagámoslo sin miedos, mezclando perfiles de distintos equipos, y dejando que se fomenten las ideas más locas y disparatadas…

Captación de nuevo talento

La entrada de nuevos compañeros siempre resulta buena para la creatividad puesto que suponen aire fresco e ideas renovadas.

Busca nuevos enfoques

Si abordamos los proyectos siempre de la misma forma, el resultado será siempre muy parecido. Hay que ser valientes y atreverse a mirar los briefings con otros ojos y romper los esquemas establecidos y los círculos mentales. Algo tan sencillo como cambiar el trayecto al trabajo o lavarse lávate los dientes con la otra mano, ayudan a crear nuevas conexiones en el cerebro y alejarse de la monotonía de pensamiento.

Testar las ideas en entornos ajenos

Es muy habitual que las ideas se atasquen cuando un mismo equipo leva días dándoles vueltas. Hacer que otras personas de la agencia, focus groups, familiares, amigos o encuestas anónimas les echen un vistazo aporta seguro visiones enriquecedoras.

Formas de trabajar innovadoras

El proceso creativo puede (y debe) ser algo dinámico y colaborativo. Compañías como Pixar, Google o Netflix han hecho del entorno laboral una pieza más que potencie la creatividad.

Implementar nuevas metodologías

El design thinking, por ejemplo, descompone un problema en partes más pequeñas para analizarlas y darles solución de manera más sencilla. El método Agile por su parte, mejora la productividad a través de una mejor organización y reparto del trabajo entre diferentes equipos multidisciplinares.

Aceptar el fracaso y eliminar el pensamiento negativo

Fallar, equivocarse, meter la pata…todo es parte del proceso en el que la imperfección es tan válida como el éxito si lo que se persigue es un aprendizaje productivo. Quitarnos también el juicio negativo. Elimina de tu pensamiento y vocabulario lo de arrancar siempre con un “esto no va a funcionar…”.

Si a todos estos ejercicios le sumamos tener una actitud más positiva, creer en uno mismo, mantener la mente abierta, saber rodearse de mentes creativas (la creatividad se contagia), y persistir hasta conseguirlo, tendremos garantizado un mejor (y mucho más creativo) desarrollo profesional.

No hay comentarios

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website