Señalética y eventos: cómo delimitar tus espacios correctamente

Edt Eventos > Comunicación  > Señalética y eventos: cómo delimitar tus espacios correctamente
señaletica-eventos

Señalética y eventos: cómo delimitar tus espacios correctamente

Aunque el término no está recogido en el Diccionario de la Real Academia Española, lo cierto es que la señalética es una estrategia importante para potenciar tu imagen de marca, señalizar zonas y espacios, y decorar un evento de manera creativa y única.

Con frecuencia y de manera equivocada, la señalética corporativa pasa desapercibida a la hora de organizar un evento, y es de vital importancia para situar a los asistentes, guiarlos, asegurar su seguridad y para que todo discurra de manera correcta y ordenada.

Relacionada con el diseño gráfico, la señalética puede definirse como el grupo de símbolos y señales que orientan a las personas dentro de un espacio determinado, un mecanismo de comunicación óptica que está al servicio del individuo en términos de orientación y que ofrece instrucciones sobre cómo actuar en determinadas situaciones.

La señalética corporativa

Aunque la función de la señalética es guiar y orientar a los individuos en los espacios, las oportunidades que ofrece van más allá. Puede personalizarse en función de lo que se quiera representar, con los colores corporativos y el diseño del logo, aportando así tu propia identidad de marca al evento. A fin de cuentas la señalética aporta un impacto visual que cobra la misma importancia que cualquier otro en la estrategia de marca y que, con su personalización, consigue un refuerzo en la identidad corporativa.

Podrás instalar señalética aérea, que cuelga del techo, o la de pared, más común que la primera, pero lo más importante es que realice una comunicación visual completa y eficaz. Hay 6 tipos que podrás utilizar en función del objetivo que persigas:

  • De ubicación

Las señales de ubicación aseguran al individuo la correcta y fácil localización de un punto concreto dentro de un espacio. Por ejemplo, la salida del edificio, los servicios, el comedor etc.

  • Orientativas

Estas permiten que el público se sitúe en el espacio y pueda encontrar las zonas a las que quiere ir. Un ejemplo útil es el mapa de los centros comerciales, donde puedes observar exactamente dónde te encuentras y la localización de lo que te rodea.

  • De dirección

Se trata, en esencia, de flechas que indican un camino a seguir para la correcta circulación. El mejor ejemplo son las flechas de los parkings, que nos indican dónde se encuentra la salida.

  • Informativas

Orientadas aportar información al público sobre el entorno que lo rodea, como esos paneles que encuentras en los hospitales que te indican en qué planta estás y dónde puedes encontrar el área que necesitas.

  • Decorativas

Su función principal es adornar el entorno. Aunque en ocasiones también prestan información de manera sutil.

  • Reguladoras

Aquellas cuya función es proteger a los asistentes: preventivas (cuidado, suelo resbaladizo), restrictivas (zona reservada a personal autorizado) y prohibitivas (prohibido fumar).

Cómo crear una señalética que cumpla tus objetivos

Es fundamental que te plantees las siguientes 4 normas, de lo contrario la señalética corporativa de tu evento se verá dañada y no cumplirá sus funciones principales:

     1. Solo información necesaria

El objetivo de la señalética es comunicar, y que de un primer vistazo se identifique el mensaje. Aunque esto no quita que sea imaginativa, define bien las representaciones y palabras que vas a utilizar, no añadas comunicación innecesaria.

     2. No abuses

El número de señales que necesitarás dependerá de la complejidad del evento a nivel espacio, teniendo esto en cuenta incluye solo aquellas que realmente comuniquen mensajes clave, no añadas por añadir: perderán su función y utilidad.

      3. La ubicación es importante

Aunque la señalética puede ayudarte en la imagen corporativa, recuerda que no es su función principal. Antes de determinar los lugares donde son necesarios los carteles indicativos, repasa el mapa del espacio donde se desarrollará tu acontecimiento para localizar los puntos donde los individuos puedan necesitar orientación.

      4. Ve más allá 

Como decíamos, la señalética siempre debe cumplir su función principal: comunicar a los asistentes dónde están, dónde pueden acceder, dónde no y qué espacios y servicios existen dentro de un evento. Siempre que esta parte esté cubierta, ¿qué te impide innovar en su diseño, forma o sus materiales? Una parte importante de tus eventos será siempre que los invitados lo recuerden, por la música, por los ponentes, por la información que les aporta o porque los carteles les han gustado. Lo fundamental es que sepan dónde han ido, qué marca los ha invitado y qué les han contado, ¿quién te dice que no puedes conseguirlo con una señalética innovadora? ¡Échale imaginación! 

Delimita con cartelería y señalética la entrada y salida del recinto, los diferentes espacios, los servicios y todo aquello que requiera de orientación por parte del público. Señala las zonas de acceso restringido y las prohibidas, además de todas las salidas de emergencia. No olvides que la señalética forma parte de tu evento como un elemento más, y por eso debe estar diseñada bajo una estética acorde e incluir el logo de tu marca. 

¿Y tú? ¿Cómo diseñas y posicionas tu señalética? Déjalo en nuestros comentarios.

No hay comentarios

Comentar Post

Comentar
Nombre
Email
Website